Plaza Navona

Piazza Navona (Plaza Navona) es, sin duda, el epítome de la Roma barroca, con elementos arquitectónicos y esculturas de maestros como Gian Lorenzo Bernini, la Fuente de los Cuatro Ríos en el centro de la plaza, representa el Danubio, el Ganges, el Nilo y el Río de la Plata y los cuatro rincones de la Tierra, Francesco Borromini, con la iglesia de Sant'Agnese in Agone, en frente de la fuente de Bernini y Pietro da Cortona, autor de los frescos de la galería del Palazzo Pamphili.

Una de las plazas más famosas de Roma tiene la forma de un estadio antiguo y fue construida en estilo monumental por el Papa Inocencio X. En un tiempo estadio de Domiciano, y se ha convertido en un tesoro de maravillosas obras de valor artístico, como la Fuente del Moro, esculpido por Giacomo della Porta y retocado por Bernini, y la Fuente de Neptuno por Gregorio Zappalà y Antonio Della Bitta. La iglesia de Santa Inés conmemora el martirio que la Santa sufrió en ese mismo lugar exactamente donde se erigió la Iglesia.

La iglesia actual surge donde ya existía una iglesia parroquial durante la edad del Medioevo. Según la leyenda, la plaza se convirtió en un escenario de la supuesta rivalidad entre Bernini y Borromini en la fuente de los ríos el Nilo tiene vendada la cabeza para evitar de observar la infeliz fachada de la Iglesia construida por Borromini, y el Río de la Plata tiene una mano extendida para protegerse del derrumbe inminente. La creencia, sin embargo, carece de fundamento ya que la fuente fue construida antes de la iglesia, pero ilustra perfectamente la rivalidad entre los dos grandes artistas.